RSS

Auto

El otro día, justo cuando se cumplían los dos años desde que tengo el permiso municipal para andar en auto y que no me lo secuestren si es que eso es realmente posible, un personaje de los que nunca faltan cuando somos tantos, pegó en todo el traste de mi negro móvil. Más allá de las cosas que uno tiene que hacer en esos casos, más allá de todos los detallitos de esa noche; la historia corre más adelante en las consecuencias del hecho. Pasemos ahí directamente y con el conocimiento del pormenor. Terminé en un taller de chapa y pintura para que le hicieran una cirugía estética de rutina, porque “Unos hay por todos lados, los traen siempre”. El negrito sería retocado para quedar como casi nuevo, además de una pulida general para hacerlo brillar debajo de toda la mugre que siempre lleva. Dos días de espera que ni se notaron porque ni siquiera estuve en la zona como para necesitarlo. El tiempo pasa rápido para algunas cuestiones. En fin. Lo curioso fue cuando lo retiré del taller. El señor, muy bueno en lo que hace, por cierto, me hace un comentario que va más o menos así:

Este auto estuvo en Buenos Aires, ¿no? Porque tiene ese olor como a Buenos Aires, humedad quizás…

Él quizás no sabe que nunca estuvo allá… que lo único que dejó esa esencia tan característica, fue el agua de pollo congelado pudriéndose en el baúl al sol.

Como nuevo

Como nuevo

 
1 comentario

Publicado por en 2014/12/19 en 'bout me!

 

イグジスト

Recuerdo que justo este fin de semana andaba quejándome de que no habían anunciado o siquiera filtrado por ahí en la vasta red algún pedacito del nuevo opening de la serie Fafner Exodus (insert squeal). Me olía raro que así fuera porque se estrena en enero y ¡no falta nada para enero!. Sospecho que no sólo son las antenas de fangirl las que te ponen a buscar ciertas cosas en estos momentos en los que debería estar haciendo tareas que debo y no buscando el código para quedarme con el archivo, sino que realmente más o menos el timing está así dado para que la necesidad se empiece a poner insoportable. ¡Sí, todavía más insoportable!

Bueno, la cuestión es que sí ya pasaron el Tv Size (1:25min de locura) en un programa de radio al que asistió angela… y la red sí lo tiene en buena calidad y con traducción de oído. Así que acá se los dejo, para que puedan escucharlo. Se titula Exist (esos katakana que puse en el título), como para seguir el feeling de la serie. Le noto un par de sonidos más acordes a lo que fue Shangri-La, pero la letra parece relacionada con los hechos pasados, y toda una marea de sensaciones no me dejan escribir correctamente ahora.

Es más, todo esto lo encontré porque entré a mi cuenta de correo abandonada por alguna razón que ya no recuerdo, y ahí estaba, el e-mail de CdJapan siempre fiel que me decía “New Release from Your Favorite Artists & Series”, de ayer. Composición gloriosa. Después de casi morir en mi silla, lo cual tuve que mimetizar porque mis compañeros de trabajo me mandarían al manicomio sin preguntar, vi que ya tienen para hacer el pre-order de la serie completa (sí, completa) en DVD o en Blu-Ray. Seis lujosas ediciones con extras y booklets. Decía clarito que la dichosa secuela tendría 13 episodios sólo trece, de los cuales los dos primeros tendrán versión extendida para cines y estos que venden, en la tv veremos el común parece. Es más, estaba el single “Anime version” de Exist de Angela. Siendo que faltaba poco para volver a casa, me calmé como pude y esperé a llegar para meterme sin casco en internet a encontrar todo lo que hubiera y les comparto. Estoy a punto de romper el chanchito, sépanlo.

EXODUS

Puro rant… pero bueno, de paso hago una entrada, que lo tengo abandonado al blog.

Aunque no lo crean, esto tiene proofread.

Ahora se va a cursar con una sonrisa tonta de oreja a oreja,

 
2 comentarios

Publicado por en 2014/11/18 en fafner♥

 

Nada

La muerte no existe. Nunca existió, nunca existirá. Pero la hemos dibujado tantas veces, tantos años, tratando de apresarla, de entenderla, que vemos en ella algo así como una entidad, extrañamente viva y ávida. Y sin embargo, no es más que un reloj detenido, una pérdida, un final, una sombra. Nada. Y la feria sabe que la Nada nos aprecerá siempre más terrible que Algo. Uno puede luchar contra Algo. Pero contra Nada… ¿en dónde le pega uno a la Nada? ¿Tiene corazón, alma, trasero, cerebro? No. Y la feria nos sacude en las manos el cubilete de dados colmado de Nada, y nos cosecha a medida que el terror nos va tirando al suelo. Oh, nos muestra Algo que eventualmente llegará a Nada, por supuesto.

Ray Bradbury (Something wicked this way comes)

 
Deja un comentario

Publicado por en 2014/09/29 en Libros, pensamientos

 

Realization

Ese momento en que ves una imagen y se te cruza una idea… una que quizás debería haber aparecido mucho antes y querés dejar de pensar un rato para recriminarte por estar siempre pendiente a lo mismo. A Fafner siempre le daré vueltas, siempre hasta que me pudra. Mientras tanto, surge. ¿Por qué el árbol? Porque une el cielo y la tierra. Curiosamente el título de la película.

Estos latidos de ansiedad y emoción se harán más asiduos, se acerca Enero y este monstruo está por revivir.

-isshot-

angelaCD

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 2014/09/05 en Anime, fafner♥

 

Vida

- Sabían cómo vivir con la naturaleza, y cómo entenderla. No trataron de ser sólo hombres y no animales. Cuando apareció Darwin cometimos ese error. Lo recibimos con los brazos abiertos y también a Huxley y a Freud, deshaciéndonos en sonrisas. Después descubrimos que no era posible conciliar las teorías de Darwin con nuestras religiones, o por lo menos así pensamos. Fuimos unos estúpidos. Quisimos derribar a Darwin, Huxley y a Freud. Pero eran inconmovibles. Y entonces, como unos idiotas, intentamos destruir la religión. »Lo conseguimos bastante bien. Perdimos nuestra fe y empezamos a preguntarnos para qué vivíamos. Si el arte no era más que la derivación de un deseo frustrado, si la religión no era más que un engaño, ¿para qué la vida? La fe había explicado siempre todas las cosas. Luego todo se fue por el vertedero, junto con Freud y Darwin. Fuimos y somos todavía un pueblo extraviado.

[…]

- Los marcianos descubrieron el secreto de la vida entre los animales. El animal no discute su vida, vive. No tiene otra razón de vivir que la vida. Ama la vida y disfruta de la vida. Observe la estatuaria; cómo los símbolos animales se repiten una y otra vez.

- Parece algo pagano.

- Al contrario, son símbolos divinos, símbolos de vida. También en Marte el hombre había llegado a ser demasiado humano, y no bastante animal. Los hombres de Marte comprendieron que si querían sobrevivir tenían que dejar de preguntarse de una vez por todas: «¿Para qué vivir?» La respuesta era la vida misma. La vida era la propagación de más vida, y vivir la mejor vida posible. Los marcianos comprendieron que se preguntaban «¿Para qué vivir?» en la culminación de algún período de guerra y desesperanza, cuando no había respuestas. Pero cuando la civilización se tranquiliza y calla, y la guerra termina, la pregunta se convierte en insensata de un modo nuevo. La vida es buena entonces, y las discusiones son inútiles.

- Me parece que los marcianos eran bastante ingenuos.

- Sólo cuando les convenía. Renunciaron a empeñarse en destruirlo todo, humillarlo todo. Combinaron religión, arte y ciencia, pues en verdad la ciencia no es más que la investigación de un milagro inexplicable, y el arte, la interpretación de ese milagro. No permitieron que la ciencia aplastara la belleza. Se trata simplemente de una cuestión de grados. Un hombre de la Tierra piensa: «En ese cuadro no hay realmente color. Un físico puede probar que el color es sólo una forma de la materia, un reflejo de la luz, no la realidad misma». Un marciano, mucho más inteligente, diría: «Este cuadro es hermoso. Nació de la mano y la mente de un hombre inspirado. El tema y los colores vienen de la vida. Es una cosa buena».

Ray Bradbury (Crónicas Marcianas)

 
Deja un comentario

Publicado por en 2014/07/24 en Libros, pensamientos

 

Separadores

¿Qué utilizan ustedes como separador?

Preguntaban el otro día en un grupo de libros. Es simple y todos tenemos la respuesta sencilla: separadores. Redundante, eso seguro.

He visto muchos separadores, esos que son fabricados para ser separadores y morir entre las hojas de los libros. Son elaborados, con colores, formas diversas, algunos con funciones extras… para todos los gustos, la verdad. Quizás por culpa de este minimalismo camuflado del que sufro hace tiempo, disfruto más utilizando etiquetas de ropa, pasajes usados, envoltorios de caramelos, pedazos de papel dibujados, hasta alguna anotación, como separador entre lo leído de lo por leer. Alguna vez intenté usar cintas, como las que vienen en los libros con encuadernación cuidada, pero no prosperó porque son más fáciles de perder que lo anterior. ¿Cómo? Cuando leo dejo el separador en la parte de atrás del libro, entre la última página y la contratapa; así las cintas encontraban su camino hacia abajo mucho más fácil.

Ahora, ¿qué usan ustedes como separador?

 
4 comentarios

Publicado por en 2014/07/15 en 'bout me!

 

Renegando, reloaded

Se me cruza por la cabeza que si, en este preciso momento no estuviera cursando una carrera universitaria además del trabajo, podría leer lo que quiero, cuando quiero y más tranquila, podría dibujar más seguido, podría sentarme escribir todo el día como solía hacer, podría visitar gente habitualmente sin tener que dejarlas olvidadas por meses, podría olvidarme del calendario de vez en cuando, podría ver más series de las que tengo apiladas, podría practicar más deporte regularmente, podría viajar… sí, todo eso podría.

Las ganas de hacer todo eso se acumulan, generan una presión constante. Se puede hacer lo decís mientras seguís estudiando. Linda frase, para ponerla bajo mi almohada. Con un poco de entusiasmo es lo que vengo tratando de hacer armónicamente desde hace cuatro años, pero siendo que tengo gustos tan amplios (en cuanto a cantidad), tener que abocar tanto tiempo a sólo un par de tareas, me hace disminuir rendimiento en las otras… y eso es lo que me frustra, me deprime. Maldita diversidad. Más aún, no es que algo de lo que haga fuera del trabajo me va a ayudar a tener más posibilidades, no. Es por gusto, y es lo que se pierde cuanto más tiempo pasa. Ponete un freno, hace las cosas más despacio, a tu ritmo. También es una linda frase, suponiendo que existe algo como poder hacer las cosas a tu ritmo. Igual, esto no es un preludio manifiesto de “cómo Yesica dejó la universidad”. Es sólo un pequeño pedazo de enojo plasmado en la red, a modo de psicólogo personal.

Mensaje de la tripulación: la turbulencia aquí expresada es sólo un pozo de inestabilidad pasajero, en cuanto se disipe el vuelo volverá a ser pacífico.

 
2 comentarios

Publicado por en 2014/07/11 en 'bout me!

 
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 264 seguidores