RSS

You are right

16 Abr
and I wish you weren’t.

Tener razón es una de las tantas sensaciones que son, sobre todo, contradictorias. En primer lugar uno se siente realizado cuando la tiene, competente. Es totalmente natural sentirlo así pues nos muestra con la altura de la situación controlada, bajo el ala. Al principio, también, todos buscan por ella y la pelea entre varios resulta emocionante; constituye un reto de argumentos, ejemplos y aplicaciones. Pero luego, y no siempre (aunque puede que muchas más veces de las que recordamos), tener la razón nos resulta doloroso, no precisamente en el orgullo. Ganamos la disputa, sí… ¿pero a costa de qué? ¿De qué nos vale tenerla si el haberlo confirmado es todavía peor que mantenernos en la ignorancia?
Sí, también se cree que el que no sabe, está feliz (la ignorancia como refugio de la realidad, de la dolorosa). Esa felicidad es tan pura, tan inocente… los que ya hemos salido de ahí, no la anhelamos, racionalmente no se debe aspirar a la ignorancia. Quizás sintamos algo similar a la envidia, sin llegar a serlo. La realidad tampoco está ahí dentro ni aquí afuera, pero este lugar, este limbo tiene lazos fuertes con ella. Tener la razón aquí es sinónimo de valor, pero la sensación de tranquilidad fácilmente puede derrotar cualquier pensamiento y hacernos inmediatamente débiles, vulnerables y patéticos.
Ah, la realidad.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2010/04/16 en 'bout me!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: