RSS

Privacía

27 Jul
Últimamente mi mundo privado se ha transformado en un mundo no tan privado. Me he descubierto sin soledad aparente, rodeada por una o más personas en cada simple momento del día y quizás de la noche. Si no es por el trabajo, es por la casa de familia, si no lo es en la casa ni en el trabajo, es que yo he ido a otra casa diferente o he elegido salir en compañía a deambular por la vida. No me he dejado estar conmigo misma, no me he encerrado en mi yo sombrío con pensamientos recurrentes y aleatorios por más de un par de minutos. Tampoco lo estoy necesitando, no busco estar sola… y eso es precisamente lo que me sorprende (siendo que una de mis mayores características siempre ha sido eludir a las personas para poder ser narcisistamente egoista conmigo, celarme).
Aún así, se siente bien. Da un poco de pavor pensar que en algún momento se puede acabar todo este movimiento de felicidad y regocijo, de calor humano… o puedo sentirme desesperada de soledad y terminar escondiéndome sin previo aviso de todos aquellos (que sólo son tres o cuatro, en realidad) que me hacen compañía y me devuelven este cariño que está luchando por salir. Los sucesos han estado pasando uno después de otro de una manera plácida y educada.

Ay, la felicidad no se siente como la había imaginado…
Te quiero mucho, Gaspar.
Las quiero, Soledad y Sara.
Los quiero, mamá, papá y hermano.
Y me quiero… realmente.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2010/07/27 en 'bout me!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: