RSS

Día de tormenta

22 Oct

Y resultó que ella saltaba en vano. Movía sus pies, flexionaba sus rodillas, agitaba sus brazos… pero no llegaba a la altura. Apretaba los ojos tratando de ocultar el paisaje inmóvil, mentirse pensando que el aire que desparramaba su peinado era el producto de su rápido desplazamiento, cuando era la tormenta que continuaba atacando los cielos que tanto amaba. Intentaba salir de allí, de ese pozo oscuro y desprolijo de pequeños maderos y barro apretado. Tenía que seguir los pasos de su madre para no tener que continuar sola contemplando a la nada, esperando. La lluvia siguió cayendo, humedeciendo su cuerpo blando y joven. El trueno último cruzó sus oídos, entonces, asustada y temblando, dejó de intentar y se limitó a rodear sus patitas con sus pequeñas alas, hundiendo su pico anaranjado entre sus plumas.

21 de Septiembre de 2010

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 2010/10/22 en Escritos

 

Una respuesta a “Día de tormenta

  1. julialoveanimemanga

    2010/10/24 at 11:04 AM

    :O eso lo escribiste vos? Que lindo! :3

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: