RSS

Lecciones

18 Dic

El dicho dice: “todos los días se aprende algo nuevo”, normalmente aceptado es que lo aprendido sea un detalle, algo del tipo: ‘ah, no sabía que si le ponía sal a esto quedaba tan feo’. Pero he descubierto que las verdaderas lecciones (las que probablemente nos sirvan para el resto de nuestras vidas), son las que otras personas nos enseñan, de una forma u otra. Todo lo demás es accesorio, parte de la rueda de supervivencia social.

Me ha tocado aprender que, si bien sigo creyendo que el ser humano tiene más fallas que ventajas (lo que mucha veces me desespera, despierta un ánimo sociopata en mi), algunas de ellas valen la pena y con creces. Algunas de ellas valen más que uno mismo y tenerlas a tu lado puede significar lo mejor que pudiste haber hecho en toda tu vida (lo que vas de ella al menos). Cuando esto sucede hay que cambiar, seguir siendo el mismo de siempre puede no ser lo ideal cuando uno ya no es uno. Es difícil que las personas cambien, las cosas siempre terminan volviendo a sus raíces, pero el intento hace la diferencia: el querer intentarlo, el querer lograrlo. Es un esfuerzo que tendrá aún más que ganar que si uno sigue siendo lo mismo por su cuenta.

Se aprende enseñando y se enseña aprendiendo. Se puede ir solo, pero si al que decides acompañar es así, no podría ser mejor.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2010/12/18 en Diciembre

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: