RSS

[feb11] día catorce

14 Feb

Querido mio, Valentin:

Esta es la primera vez que le escribo una carta a mi Valentin en el día de San Valentin (¿puedo reirme? ciertamente suena gracioso). Durante muchos años la tradición sólo me obligaba a regalar algún que otro chocolate a las personas que demostraban algún interés, algunas veces sólo un saludo frívolo a amigos y conocidos comunes, por el hecho de ser más una amistad que realmente algún fin amoroso. Tampoco es que alguna vez realmente me haya importado darle mayor énfasis a esta tradición extranjera que con tanta ironía trataba. Las fechas me tienen con poco cuidado, incluso cualquiera de las otras que tienen fines parecidos, como navidad o el día del amigo. Es probable que por razones menos calificadas de lógicas sean las que me hayan movido a tener esa mirada lejana. Salvo que este vez, ya no lo veo así, no siento que pueda simplemente dejarlo pasar.
Hoy sentí la necesidad de escribirte estas líneas, en vez de regalarte un chocolate o un oso acorazonado, lo normal para este acontecimiento según la mayor parte de las vidrieras de la ciudad. Después de todo, soy y estoy hecha de palabras completamente, no puedo definirme de otra forma, no me siento más que el resultado de palabras diversas que he leído, escuchado y dicho. Ellas son las que quedarán grabadas por siempre sobre este papel, incluso después de que se termine la dulzura amarga y gratificante del chocolate, las que perdurarán después de que se destiñan los colores del pelaje suave de cualquier oso. Cada una de estas líneas redondeadas, pasarán por ti una y otra vez, tantas veces como sean necesarias, tantas veces como las quieras sentir pronunciarse.

No puedo decir cuándo ni dónde empezó todo esto, sólo sé que ahora es así. Progresivamente fuiste llegando a ocupar el lugar que muchas otras personas no han siquiera supuesto, mucho menos intentado. Te dedicaste exclusivamente a tratar de estar ahí, de escuchar, contar, entender, discutir, aportar, sincero interés (cuánto lo aprecio, ya tendrás idea). Algunas personas dicen que se pudieron enamorar a primera vista, que en un instante de revelación casi mágica, divina, sabían que habían encontrado a la otra mitad (y la última) de sus vidas. Yo no. Me tomó mucho tiempo comprenderte, mucho tiempo aceptar lo que profesabas y, más aún, aceptar todo aquello que yo podía estar depositando en ti. Me dolía dejar de cargar conmigo misma, temía que perdiera esa parte de mi cuando decidieras que ya no te gustara llevarla. La Libertad que racionalizamos en materiales. Cada paso que daba hacia delante con vos, me llenaba de dudas sobre los que daría luego. Un poco por falta de confianza, por esperanza perdida en sucesivas veces anteriores, por miedo a errores que uno creyó aprender pero que puede cometer de todas maneras… con dolores más marcados esta vez.
Pero eso ya lo he comprendido: no se trata de pensar en mañana, no se trata de adivinar cuánto más tiempo voy a estar contigo ni de cuánto más puedo darte o puedo recibir. El fin es simplemente caminar juntos, avanzar siendo nosotros, progresando, superando, aceptando, creciendo, compartiendo, llorando o riendo. Sea como sea, pero ambos. Dejar de ser simples unidades y sentir que tenemos un apoyo, que no estamos solos y que nuestra existencia vale por ser con nosotros. Después de todo, para muestra basta un botón… y tuve la suerte de que éste en particular es el mejor de muchos, sino de todos (con tus defectos incluidos).

Con todo eso en mente ya te puedo decir muchas cosas que antes no te he dicho, si bien el tiempo siempre permite soltar las palabras cuando un silencio asoma. Parte de vergüenza, parte de orgullo, parte de dudas… pero están, existen y quiero que lo sepas. Si no puedo decirlas, más me vale escribirlas. Todo el tiempo me estás demostrando que aprendes con cada palabra, con cada paso que das; que cambias para mejor; que intentas cosas para estarlo, no sólo por vos, no sólo por mi, sino por ambos. Es por eso que quiero que sepas, por vos muchas cosas cambiaron. Más allá de lo evidente.
Tu forma de ser me ha demostrado que no todos están dentro de lo general, que hay algunas personas que pueden ser fieles a sí mismas sin tener que dejar de serlo con los demás. He visto, vivido, muchos días de forma diferente sólo por saber que mi existencia ya no era en vano. Saber, tener la certeza de que estás registrando cada pequeño detalle, me hace sentir más verdadera. Siento que puedo ser yo misma, no tener que modular, no tener que restringir nada de lo que me hace… desarrollarme a tu lado es mucho más fácil, más placentero. Y no sólo porque me das la libertad o me das la razón o porque creas que está bien, sino porque tengo la certeza de que es cierto, de que estás diciendo verdaderas. De que sin importar lo que pueda decir o hacer, estarás ahí para decirme tu opinión sea cual sea. Es porque te importa realmente, no es un formalismo, no es una simple frase dicha para conformarme. Me aceptas tal y como soy, sin pedirme que cambie, adaptándote de alguna forma a los caprichos de mi inconsciencia. Incluso los más ilógicos has terminado por pulirlas o tomarlas.

Por eso (y tantas otras cosas que no caben en palabras, que no puedo encontrar ahora) es que me importas y mucho, por eso quiero que estés feliz, verte sonreír, que estés bien con vos mismo; que confíes en mi, que puedas preguntarme las dudas que tengas de lo que sea, que cuando estés triste puedas compartir esa pena sin reservas, que cuando algo te complique intentes encontrar otra mano en mí, que cuando quieras simplemente contar las estrellas en el cielo, pienses que te gustaría contarlas conmigo… que me dejes realmente ser otra parte en tu vida con la que no puedas estar en falta. Yo quiero.

Te amo, mi Valentin.

>>N.A.: parece real, quizás lo sEa. Muchas veces la realidad supera la ficción… es engullida, asimilada, dicha la verdad en verso. Para vos.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 2011/02/14 en cursileria, Escritos, Febrero

 

2 Respuestas a “[feb11] día catorce

  1. Peto

    2011/02/14 at 12:28 PM

    esto si que es hermoso mi amor *O* me emosione leyendo cada linea…y todo lo q tengo q decir ahora no entraran en el espacio q me permite esta ventana… por lo q me lo reservo para decirtelo el miercoles <3<3<3<3….en este momento de tal emosion solo me sale decirte que te amo mucho… y siempre lo hare… y que el espacio q ocupaste en mi corazon solamente vos lo ocupaste y solo vos lo ocuparas <3<3<3
    tuyo siempreeee.. TU valentin ❤

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: