RSS

[feb11] día veintiuno

21 Feb

Durante la mayoría de los día era la más feroz guerrera. Se colocaba cuidadosamente su casco dorado adornado con plumas aguamarinas finas y volátiles, luego de pulir cada uno de sus pliegues con vehemencia, relucía en coraje inigualable. Cada paso de su liviana armadura era oído y respetado por cada uno de los habitantes de aquel reino que la consideraban Reina protectora y benévola. Su capa flameaba cuando paseaba por los caminos de piedra, sus adornos tintineaban con la briza de los laberintos del castillo y su espada brillaba bajo el sol del mediodía cuando tenía que enfrentarse a ladrones, usurpadores, dragones o traidores.

Cada una de sus cicatrices era una historia que podía contar sin olvidar detalle. Cada uno de los rasguños en sus placas de oro silbaba la melodía de aquél día cuando la brisa pasaba. Nada podía con ella y su infranqueable dominio. Era por todo aquello que, durante las algunas noches cuando se sentía aburrida de tal pródiga existencia, la Reina tomaba un libro de su biblioteca personal, y decidía en qué mundo despertaría al día siguiente. Orgullosa de su nueva piel escogida entre miles y miles de vidas aventureras, tranquilas, románticas, dramáticas o cómicas, se iba a dormir esperando despertar en aquel nuevo mundo en el que sólo dejaba huella durante un recorrido de sol.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 2011/02/21 en Escritos, Febrero

 

Una respuesta a “[feb11] día veintiuno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: