RSS

gatitos – amanecer

26 Abr

Esta entrada es puramente casual. Nada de pensamientos extraños (que en realidad, tampoco es que sean extraños), ni de reflexiones desesperadas de desencanto, ni explicaciones a cuestiones de las que todos sólo tenemos pre-conceptos… no, no. Sólo es un relato de vivencias varias acontecidas en las últimas veinticuatro horas.

Ayer por la tarde, como casi todas las tardes de regreso a mi hogar, me dedicaba a tomarle fotografías a unos gatos que andaban rondando por ahí, como así también a objetos inanimados de colores atrayentes… ó a cualquier cosa que llamara mi atención, siendo menos específico pero sin generalizar.  Logré un primer plano de un siamés que realmente me agrada y un par de rosas ocupan más del 80% de la imagen. De todas formas, lo curioso de andar por ahí con la cámara, es que luego de un tiempo te acostumbras y ya le tomas fotos a las cosas sin ese extraño temor de ser observado en el proceso (una suerte de pudor, quizás). Lo otro curioso es que la gente parece mirarte con cara de “¿qué hace otra chica loca con la cámara por acá cuando los demás están en el centro con el resto de los floggers?”. Pero eso no es importante o gracioso, sí lo es que, por andar persiguiendo gatos como poseída, un señor te detenga y te diga:

“Si querés gatitos, los agarro cuando pasen por acá -siempre vienen a casa porque allá a la vuelta los abandonaron y ahora son montones-, así te los podés llevar a tu casa como mascotas… ¿cuántos querés?”.

Lo otro que sucedió ayer, fue ver una película mientras estudiaba. Si bien no me molestan los ruidos y puedo hacer de indiferente a cualquier cosa si me lo propongo… ayer no podía despegar el ojo del televisor. La película en sí no estaba desde el principio, más bien parecían los últimos 45 minutos, tampoco sería una que yo eligiera ver… pero allá estaba, robándome la atención del texto. No tenía mucho de novedoso, siquiera era realmente entretenida. Los actores podrían darle algo de crédito (Gary Oldman, Denzel Washington), pero no pasa de ahí. Quizás sea culpa de la lectura también, llegaba a terreno aburrido.

Ya entrando al día de hoy, comenzado hace ya unas cuantas horas, la curiosidad recae en haberme despertado por segunda vez consecutiva antes de que suene el despertador, como ya he comentado en algunas entradas anteriores. También el fresco recuerdo de haber soñado, más que curioso de por sí. Y tener aún la creencia de haber escuchado a alguien pasar el trapo a las cuatro de la mañana.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2011/04/26 en Random

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: