RSS

[feb12] día siete

07 Feb

Sí, eso tenía que ser amor a primera vista, se dijo en silencio a voces. Sus manos estaban blancas de frío y, al mismo tiempo, húmedas de nervios; las uñas rayando en seco. Apretaba la nariz contra el vidrio temblando de deseo. Se contenía todo lo que podía, trababa las rodillas y se mordía los labios. Un débil golpe de las llaves la acompañó. Con toda su voluntad ignoraba aquella voz dulce y cálida que le susurraba al oído, una y otra vez: “ve, sólo ve y tómalo”. La cabellera castaña se le pegaba a la sien, sus ojos se movían de un lado a otro, observándolo. No podía dejar de admirar aquella belleza, tanta elegancia que cautivaba. El aire de misterio y de inocencia sutilmente mezclados, oscuridad y luz en un gesto irreproducible, único y delicado. ¿Cómo no lo había visto antes? ¿Cómo todavía estaba allí? ¿Por qué ya no era suyo? Tragó saliva con fuerza y dejó salir el aire de sus pulmones afiebrados.

Rendida al punto de desfallecer, pero feliz sin precedentes, ahora estaba en la puerta de su departamento. Otra triste-gris puerta igual a las otras ochocientas que conformaban el bloque. Contrastaba sin ningún reproche su figura con tal fondo de naturaleza muerta moderna. Su ropa brillante y colorida daba total testimonio de su sentir impulsivo y frenético, incluso mejor que ella misma. Con sumo cuidado y alegría, abrió la puerta. Dejó su bolso a un lado, los zapatos en la escalera, para finalmente tomar el paquete entre sus manos, sonriendo complacida. Corrió brincando cada uno de los escalones del estrecho pasillo, se desplazó como flotando hacie el estante donde tenía todos sus tesoros. Donde todos sus amores se encontraban ordenados, pulidos y libres de ser admirados en cualquier momento que a ella le plazca. Toda clase de esferas decoradas, pintadas, golpeadas, pulidas. Ese estante era aún más brillante a sus ojos que el conjunto de rostros de la ciudad completa.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 2012/02/07 en Escritos, Febrero

 

2 Respuestas a “[feb12] día siete

  1. Hiyoko

    2012/02/09 at 9:28 AM

    Una hermosa forma de relatar lo que siente una persona perfectamente iluminada cuando compra un libro, un mundo, para devorarlo y admirarlo a la vez 🙂

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: