RSS

[feb12] día veinte

20 Feb

No, gracias. Pensó y quizás dijo un par de veces. Movió los ojos de un lado a otro, en reproche, en desacuerdo. Siempre le había molestado seguir la corriente, ser parte del mismo grupo de caras largas y ásperas. Tampoco le agradaba tener que cambiar de apariencia cuando era la estación; ni tener que disparar en cualquier dirección cuando algún problema se aproximaba. Ni contar de escabullirse a lo profundo cuando las redes caían de la superficie.

No, gracias. Repitió un instante antes de salir del mar y continuar, sí, pero volando.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2012/02/20 en Escritos, Febrero

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: