RSS

introducción

03 Sep

Craig dejó de ser compasivo con las personas, todas ellas sin excepción, hace mucho tiempo. Su postura quedó bien definida en una carta que él mismo escribió, firmó y decidió poner justo entre las primeras hojas de su diario, como advertencia a todo aquél que se atreviera a seguir con el curso de las páginas oxidadas, escritas ligeramente pero con trazo fuerte. Su manifiesto, su razón de ser, la explicación de su existencia.

Como cabe imaginar, él no siempre fue justo como se lo ve ahora, de esa forma en la que sale retratado cuando su nombre vibra en el aire entre personas que alguna vez lo conocieron, y ya no pudieron olvidar. Su nombre podría ser el mismo con el que lo llamaban de bebé, de niño, pero definitivamente ya no es más a lo que hace mención. También deja eso muy claro en su escritura: “pido disculpas al yo que era, que no será nunca más“.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2012/09/03 en Escritos, pensamientos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: