RSS

chicloso

18 Dic

¿Se acuerdan que el otro día hicieron más de 30ºC, sin viento? Para completar el panorama y llevarlos lentamente a la situación que acontece, les digo, ahora imagínense un auto negro negro, sin parasol ni poralizados, a pleno rayo durante toda la mañana y parte de la tarde. ¿Tienen la idea? Agreguen un paquetito de chicles en un hueco del tablero, iluminado constantemente. ¡Justo así!

Hoy a la mañana me acordé que ahí estaban, cinco de los seis que vienen en estas tiras topline. Creo que llevan más de dos semanas, en realidad, fueron dejados deliberadamente y, como obedientes chicles que son, ahí quedaron. La cuestión es que temprano mientras conducía al trabajo, los recordé de frutilla tan aromática y dulce que la idea del abandono me dolió y los metí en la mochila antes de entrar, con el obvio fin de cumplir su destino aplastante. Hasta ahí, normal. La cosa atacó cuando la memoria del perfume me envolvió y quise probar uno de los sobrevivientes recién rescatados. ¡Horror! El paquete era una sola masa de goma derretida, con olor a frutilla, eso sí. Imaginen ahora mis ganas de nunca haberlos puesto en ese lugar… para luego tirarlos a la basura.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2013/12/18 en Diciembre

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: