RSS

[ecdln] Conversación

22 Dic

En general no publico aquello que había sido escrito con fines un poco más literarios. Esto es viejo y como tal, decidí no modificar ni arreglar los errores de toda índole que pudiera tener. Está en mis planes rehacer esta historia completa, como debe ser, con un principio y un fin. Adoro a esos personajes maltrechos y personales. Lo comparto porque, la única forma de que algo quede, es que les quede a los demás.

(Entre 2.5 y 3)

Los recientes eventos habían acabado con la tranquilidad ignorante de aquel pueblo, ya había rumores por doquier. Seguramente rumores que habían sido antes sellados, a fuerza y tiempo, por los Medios de Paz.

Soot aún sentía molestia, incluso a la luz del día. Sus ojos le pulsaban terriblemente en la oscuridad y aún continuaban si es que el sol brillaba con intensidad, como lo hacía en ese preciso momento. El verano había sido extrañamente luminoso, consecuencia de las alteraciones que había estado llevando a cabo Scythe para hacer que sus árboles durasen verdes por mucho más tiempo y poder mantener la demanda de energía de sus marionetas. Sin embargo, no había sido cálido.

— Una cosa por otra. – pensó Soot. Inconcientemente recordó al Amo de las Aguas, cuya existencia lo intrigaba y fascinaba de igual poderosa manera. No terminaba de concebir su divinidad, no le parecía un Dios, pero ciertamente tampoco podía ser humano.

El corazón le palpitó fuertemente una única vez, chocando dolorosa y eléctricamente contra su pecho. ¿Qué era lo que le quitaba humanidad al Amo? ¿Sus poderes? ¿Su existencia sobrenatural? ¿Los tratados?

Si ese era el caso, él también comenzaba a sentirse menos humano. No un Dios, por supuesto… pero menos humano.

— Me encanta cuando una persona duda de sí misma de esa forma.

Tan distraído estaba que no había percatado el cambio en la atmósfera que lo rodeaba. Aquello sólo podía ser obra del Vidente del Viento, esa existencia tan símil y opuesta a la del Amo. Tan libre y descontrolada como sólo podía ser el viento. Única e impredecible.

— ¿Qué te trae por acá? ¿Perdiste alguna discusión?

— No, encontré algo divertido que hacer.

— ¿Estás asustando niños?

— He movido un par de objetos, pero no han causado gran efecto.

— ¿Por qué no explotas algo en otra parte?

— Aquí me parece un buen lugar…

— No hay nadie que pueda verlo.

— No estoy buscando que alguien nos vea.

— ¿Nos? – Soot levantó la vista por primera vez desde que escuchó su voz. Apretó los párpados cuando el brillo del suelo pegó directamente en sus ojos, causándole una punzada de dolor al instante.

— Sí, escuché parte de tus pensamientos y no pude resistirme.

Una pequeña sombra bloqueó aquella luz que le molestaba y pudo, por fin, ver la figura del Vidente delante de él. Aparentemente le cubría del reflejo inocentemente dañino, lo que parecía un gesto amable que Soot no creyó propio de su personalidad. Si bien, tiempo atrás, hubo él visto al Vidente como un mero ayudante de Scythe, poco le costó darse cuenta, finalmente, que él no era más que otra entidad que hacía uso de sus capacidades y su tiempo para entretenerse… quizás hasta para ayudar a algún humano que se lo pidiese, dispuesto a pagar por un precio, o no. El Vidente no daba presupuesto, él se cobraba en silencio. Era diferente del Amo y sus tratados, pero no tanto.

— ¿Puedes escucharlos…? – una sospecha tenía sobre esa habilidad del Amo desde la primera conversación que había mantenido con él, dentro de sus dominios, hacía más de dos años. Pero ahora el Vidente lo afirmaba sin más. ¿Era acaso una habilidad común? ¿Un determinante o característica de esas existencias?

— Sí, incluso puedo decirte que piensas demasiado en ese Amo tuyo.

— ¿Cómo es…?

— Simplemente los años te enseñan a leer los gestos, los sonidos de cada uno de tus músculos y órganos. Puedes ver la naturaleza de una forma tal que todo se vuelve más…

— ¿Completo?

El Vidente asintió levemente, algo sorprendido por el acierto de Soot. Planeaba molestarlo para deleitarse con aquellas reacciones y acciones tan únicas y típicas de los humanos… pero, en ese mismo instante, Soot le transmitió una imagen totalmente diferente. No había forma que lo sorprendiera más que aquella que ahora era tan evidente. Se concentró en ese círculo, óvalo, forma, en esa aura brillante y de colores que rodeaba a Soot. Se movía con lentitud, pero allí estaba, simulando una cubierta densa de polvo que reflejaba la luz de donde sea que pudiera obtenerla. Era increíble, incluso para el Vidente, aquella visión maravillosa y totalmente improbable, inusual, de ver o encontrar en un humano tan joven.

— ¿Qué sucede? ¿Te has aburrido de divertirte?

Los ojos de Soot estaban nuevamente pintados en su integridad de negro oscuro y profundo, tan profundo que parecían continuar más allá y más lejos de lo que cualquier mirada percatara al chocarse con ellos. Lo atravesaban completamente, el Vidente sintió que podría perder su forma si Soot continuaba mirándolo con esa intensidad.

— Ya, simplemente no me apetece divertirme ahora…

— Supongo que… divertirse también es aburrido. – Soot bajó la mirada y jugó con unas hojas caídas. Había aire de tranquilidad envolviéndolos tímidamente. Soot no se sintió molesto ni incómodo por la presencia del Vidente. Por el contrario, la encontraba agradable. Extrañamente agradable. No supo diferenciar si era por la conversación, la tranquilidad de que ambos sabían algo del otro o, quizás, simplemente la presencia mutua era confortante.

— ¿Hace cuánto tiempo es que te puedes convertir en viento? – no más preguntó. Cierto era que sabía de ambas existencias, el Amo y él. Sabía, también, algo de sus capacidades relacionadas extrañamente al elemento con que se los llamaba… pero no sabía mucho más. ¿Desde qué tiempos existían? ¿Con qué fin? ¿Sólo existían? ¿Alguien los hizo así? Cantidad infinita de preguntas podrían haber escapado de sus labios. Pero no lo hicieron. Probablemente, tampoco lo harían.

El Vidente se sentó a su lado, flotó levemente hasta llegar al lugar que le serviría de asiento. Sus cabellos, continuamente en movimiento, parecieron dudar un momento. Su mirada más dorada que el amanecer se centró lejos, entre los árboles que comenzaban a perder su follaje.

— No puedo recordarlo ya… cuando vives de esta forma, el tiempo comienza a carecer de sentido.

Soot tomó otra hoja y la inspeccionó con la yema de sus dedos, pasando por cada nervadura y cada borde reseco. Sólo sintiendo ese suave tacto, tratando de memorizarlo, disfrutándolo.

— ¿Es por eso que buscas sentido en todo eso que dices que te gusta? – recordó con total precisión, incluso creyó oír la misma voz repitiéndoselo a eco, el listado que le había hecho, al final de la primavera anterior, de esas palabras que describían tantas emociones y situaciones que resultaban en calamidades para la mayor parte de las personas.

— Es una distracción. – ondeó un poco su cabeza, haciendo que sus cabellos se apartaran, aún más, del contorno de su rostro, dejando ver, por primera vez, sus orejas. Soot lo observó con curiosidad. – ¿Ves eso?

— ¿Siempre fueron así?

— Claro que no. Pero después de un tiempo llegas a creer que así es. – el Vidente suspiró con cierta ira retenida, más cercana a la frustración, pensó Soot.

— ¿Por qué son así ahora, entonces? – Soot arqueó una ceja y se preguntó si era un indicio de que seguiría cambiando hasta transformarse en otra criatura.

— No es suficiente castigo vivir por siempre, cuidar por siempre… también tenían que evidenciarnos diferentes a los humanos.

— ¡¿Castigo?! ¿Quiénes?

— Ellos, Los Poderes.

Los Poderes, Soot no recordaba haber oído título semejante. Pero en algún momento había llegado a pensar que tenía que haber “alguien más”.

— ¿No vas a preguntar por qué?

— ¿Contestarás? – Soot conocía sobre eso, recordaba vagamente lo que se sentía tratar de responder con algún hecho doloroso a alguien que simplemente preguntaba demasiado. Si bien dolía menos si sentía que la persona que recibiría sus palabras estaba totalmente dispuesta a escucharlo… y más que simplemente escucharlo: sentirlo.

— Me sorprendes, crío. – el Vidente elevó una de sus manos con largas uñas y desordenó su cabello. La cabeza de Soot se sacudió, parecía que esa figura difusa poseía más fuerza de la que parecía.

Soot sonrió. No se preocupó en acomodarse el cabello.

— Tengo que irme, el sol está comenzando a descender.

— ¿Vendrá Solace? – preguntó elevándose, haciendo desaparecer sus piernas en un remolino invisible. – No creo que le guste verme.

— Quizás venga en camino. – se puso de pie y se alejó un par de pasos con algo de lasitud. – ¿Hablamos otro día?

— Sólo llámame, podemos ser convocados.

Soot giró hacia él y lo observó con cierta incredulidad. Ser llamado… esperar a serlo. Esperar. Un leve estremecimiento lo recorrió. Lo miró un momento más, sin tener la certeza de agregar algo.

— Sí, sí… a él también puedes llamarlo.

Afirmó con la cabeza y, por primera vez, notó que el Vidente no había sonreído una sola vez desde que lo vio un rato atrás. ¿Era aquella su verdadera forma de ser? ¿Qué cambio había tenido cuando observaba para Scythe?

— Ninguno. – los labios del Vidente volvieron a curvarse exageradamente, acentuando su mirada temeraria. El conjunto de la expresión era siniestro. Dirigiendo sus ojos color maíz hacia el horizonte, desapareció.

— ¿Todavía por aquí, Soot? – la voz de Solace llegó como si estuviera a kilómetros de distancia. La visión última del Vidente lo había congelado por completo en el tiempo.

— Sí… ¿volvemos? – Soot sacudió su cabello con cierto cuidado y retomó, con Solace, el camino de regreso.

Pilloff Yesica [Enero 2008]

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 2015/12/22 en Escritos

 

2 Respuestas a “[ecdln] Conversación

  1. Bachi

    2015/12/30 at 1:35 AM

    Recuerdo haber leído en DA sobre Los Poderes~

    Pero no venía a poner eso, porque también ahí los vi a Soot y a Solace. Lo que sí quería decir en cambio es que quiero leer más de ellos. Ojalás algún día me lo permitas, nos lo permitas a todos, si te llega a gustar eso que escribas cuando la inspiración te golpee. De este lado, Bachi estará esperando!

     
    • YouKai Shinigami

      2015/12/30 at 12:43 PM

      ¡Sí! En DA creo que publiqué un dibujo de “Los Poderes”, creo, aunque ahora no sé. Es un tema avanzado en la historia este de los superiores, pero es el que más me intriga. Creo que a partir de ahí me empecé a poner metafísica (?).
      Gracias por el apoyo, seguro te pediré asistencia :3

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: