RSS

malditas pecas

20 Ene

Hay días que son especialmente largos. Largos en sensación, porque ya sabemos que en tiempo son todos iguales. Mas, largo en cuanto a la cantidad de actividades que uno termina realizando y parecía imposible ponerlas todas en un mismo día calendario ni hablar que fuera martes. Generalmente me cuesta organizar las diferentes cosas que quiero hacer en un mismo día, tiendo a explayarme cuando las ejecuto o deliberadamente cambiarlas por otras, como una siesta o huir al extranjero. Bah, sí las pienso y las recuerdo, pero no suelen salir como las planeo finalmente. Mas allá de que últimamente he estado haciendo bastante ¿dormir, qué es eso?, ayer fue especialmente gratificante. En la seguidilla huidiza de hacer lo que no está relacionado con rendir, me he puesto a leer compulsivamente una serie de cuestiones bien diferenciadas. No sólo los libros que debo devolver (la presión me ataca) o justo aquellos que se me antojaron, sino también leer lo que yo he escrito alguna vez y más, hasta terminé buscando manga. Ni hablar de las actividades que ya no puedo eludir y tampoco quiero. Entonces, además del trabajo, de la salida familiar programada a la chacra, de la rutina de ejercicio del reto 30 y del mantenimiento de mascotas (propias y ajenas), son tres las que quería remarcar.

Lo primero que aconteció cronológicamente, y me hizo particularmente feliz, es que al fin pude salir de un bloqueo. Uno que no me dejaba escribir ni dos letras juntas. Era sentarse, mirar la hoja y cerrar todo con esa sensación de ser inútil y estar perdiendo el tiempo. Espero que esta suerte de inspiración dure algunas semanas días más para que pueda concluir algunos pendientes que llevo colgados hace años. ¡Y todo empezó porque se me cruzó una imagen que requería nombre y ser escrita! Todavía no pude escribir eso que vi, tampoco pude nombrar ese personaje tan evasivo, pero la cosa avanzó bastante y hasta resolví el nudo. Sí, cuando la historia fluyó lo suficiente para llegar a un dique, es cuando me entra el bloqueo. Eso pasó ya, muchas veces.

Lo segundo es haber logrado llevar una serie de lecturas en paralelo y finalmente notar que se acerca el final, en casi todas ellas. Esa magia que sube por los dedos cuando de repente las hojas en la derecha son más finas. Me causa un poco de risa ver los títulos, la verdad, son todos dispares y hasta me animaría a decir que de géneros diferentes también. ¡Aguante la diversidad! De estos libros creo que haré un buen comentario, por separado.

Tercero, último y también el más aniquilador, es que me atraparon una serie de one-shots justo cuando dije que me iba a dormir (amo los one-shots, no jodan). Leer manga siempre me ayudó, de alguna forma, a mejorar lo que intentaba dibujar. Quizás por ver cómo resolvían los cuadros y los personajes dentro de ellos, las posturas, las expresiones, los escenarios, las caracterizaciones, los detalles. Las historias puede que ocupen un plano secundario en cuanto a lo que siento cuando los leo, por eso prefiero que sean un capítulo o un volumen únicamente. Es como abrir un frasco de aceite aromático, un concentrado, ahí está lo bueno, diluirlo es opcional. Pero estos one-shots en particular, no todos (porque me leí unos cuantos), eran un dulce a los ojos y un ataque al corazón. El estilo de este Suzuki es tan parecido a lo que quiero lograr que me dio escalofríos. Y también hubo un personaje que me pateó la cara porque era lo que andaba buscando. Y tiene pecas. Pecas. P E C A S.

Tsuta SUZUKI

Manager

Y así, todo junto, en el mismo día uno termina muriéndose a la madrugada porque sabe debe madrugar, pero no le importa.

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en 2016/01/20 en 'bout me!, Random

 

4 Respuestas a “malditas pecas

  1. Bachi

    2016/01/24 at 8:53 PM

    Le mandé “excelente” porque lo vale y porque leo que te pusiste a escribir de nuevo 83 ¡Genial! ¡Épico! ¡Inspirador!

     
    • YouKai Shinigami

      2016/01/25 at 9:23 AM

      No te imaginás lo feliz que me hace leer estos comentarios tuyos. Ni te imaginás.
      Y sí, volví a escribir. Bueno, algo estoy escribiendo, jaja.
      Gracias por estar ahí *lagrimita*.

       
  2. gastu

    2016/01/25 at 7:14 PM

    en ocasiones el que planifica mucho se decepciona cuando no le salen las cosas, en cuanto al bloqueo, pone tu mente en blanco y desenchufate, uno requiere su tiempo de volar (por asi llamarlo), no por querer hacer de todo en 24hs hay que perderse a uno mismo, en esas 24hs hay que hacer lo justo y un poco mas como para poder vivir y ser. la seri ni se que me hablas jajajajaja – 🙂 no te satures, y si te saturas – tomate el tiempo necesario para poder continuar sin percanses – tkm

     
    • YouKai Shinigami

      2016/01/25 at 10:41 PM

      En eso te doy la razón, y también por eso y que termino haciendo lo que se me da la gana. Planifico poco últimamente.
      Gracias por leer todas mis babosadas, un abrazo enorme, te quiero 🙂

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: