RSS

cosas de esquemas

11 Dic

Más allá de todas las igualdades que la gente sostenga, luche por lograr y mantener, en relación a los comportamientos específicos, y no tanto, de uno y otro género, igualmente hay varios que se siguen manteniendo dentro de las obligaciones de lo que entra bajo la etiqueta de hombre y mujer. Abrir la puerta, invitar el café, usar rosa, pintarse las pestañas… No me refiero a que, por ejemplo, los hombres no ingresen a realizar algunas de las siguientes tareas que nombraré, pero socialmente resulta que si una, como mujer, no hace algo de eso, queda como poco señorita o descuidada. Y ahí voy, en mi vida hubo muchos artificios de los que jamás hice uso, tampoco lo haré ahora y sospecho que no los haré luego. Así que, eso que se suele asociar a las mujeres, muchas veces me hace sentir más neutra de lo que personalmente me considero.

  • En promedio de toda mi vida, habré ido a la peluquera menos de 0,5 veces al año.
  • Jamás fui, ni pagué a nadie para que me depilara nada.
  • En mi vida tuve dos máscaras de pestañas, la primera se secó y la segunda no sé dónde la metí.
  • ¿Hablar hasta por los codos? No me gusta hablar por teléfono y en las conversaciones me siento más a gusto escuchando.
  • Tardar en vestirme, nunca. Armo maletas en cinco minutos. Adoro la puntualidad.
  • Querer hijos. No, ni los ajenos.
  • Ropa interior sofisticada y específica, cara. Nah, la verdad es que no puedo ser más simple y pendeja.
  • Tampoco jamás fui, ni pagué a nadie para que me “hiciera” las manos.
  • Creo que estaciono bien, y uso las direccionales.
  • Tengo perfumes, que me regalaron en mis quince, en el armario… y todavía tienen.
  • ¿Vestidos para salir de joda? Nada. Un par de noche, negros, para eventos como casamientos y eso.
  • Comprar ropa nueva compulsivamente tampoco, tengo prendas de más de diez años que aún me quedan y uso todos los días. Sí compro libros compulsivamente, ahí me veo vistiéndome con hojas en invierno.
  • Nunca sentí que debieran cederme el asiento o abrirme la puerta, es más, muchas veces lo hago yo.
  • “La cartera llena de cosas y jamás encontrar lo que uno busca”. ¿Cartera? ¿Qué es eso? Mochila y compartimientos definidos.
  • Odio las fotos.
  • Respecto al tiempo invertido en peinado y maquillaje, puedo decir que mi peinado es liso llovido y lo máximo de maquillaje puede ser una sombra pálida, delineador y manteca de cacao con brillito.
  • Ver telenovelas. No, por favor.

Obviamente, así parece que soy cualquier mamarracho. Pero, ya que me gusta equilibrar, voy a poner algunas de las que considero sí me aplican cuando hablan del prototipo de mujer.

  • Sí me gusta el color rosa. Aunque, en general, podría usar cualquier color indistintamente.
  • Sí reacciono medio exageradamente a algunas situaciones (llorar con películas, por ejemplo).
  • Sí tardo mucho en elegir lo que sea.
  • Sí puedo ser un poco obsesiva con el tema de las comidas, aunque después coma de todo.
  • Sí me gusta ponerme crema y tengo varias para diferentes cosas (piernas, manos, rostro, pies, etc.).
  • Me gustan las joyas, más allá de que no use más de un par.
  • Me gustan los regalos, no prefiero las sorpresas.
  • Tengo preferencia por la decoración, y el orden.
  • También considero que hay ropa y zapatos para cada ocasión.
  • Chocolate.

¿Y ustedes?

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/11 en 'bout me!, Diciembre

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: