RSS

Archivo de la categoría: cursileria

Agradecimiento

Tengo que ser una persona más agradecida. No es que no lo sea, es que no lo soy suficiente.

Muchas cosas no han sido fáciles, tan fáciles como uno quisiera siempre que fueran, pero ciertamente tampoco las tuve tuvimos imposibles o con finales trágicos. Si estamos acá y en estas condiciones, que no son para nada despreciables (de hecho, son relativamente cómodas), es porque tanto la situación como las decisiones tomadas permitieron que saliéramos de las tormentas que se ponían encima nuestro. Y no fueron pocas, y no fueron leves.

Aún así, debe ser por pensar en cosas diversas y abstractas, más allá de lo cotidiano, por ocuparnos de problemas que no superan por magnitud, que al final uno pierde de foco las cuestiones que son más simples, sí, pero ciertamente más importantes. Como, por ejemplo, que tengo una familia conmigo, que tengo salud, que tengo un techo, que tengo un trabajo, que tengo personas que me quieren. Hay que arreglarnos primero nosotros, bien por dentro.

¿Otra vez sentimental? No sé si es esa la palabra. No mucho más que agregar.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2013/12/19 en cursileria, Diciembre

 

Friday

Hoy es viernes. No recuerdo ser una ferviente alabadora de la llegada venusiana por estos medios, pero innegablemente sí los disfruto más en estas épocas en las que los sábados no están comprometidos, en los que no hay que estudiar durante el fin de semana para llegar a término con los deberes. Así sí, entonces, los viernes son esperados y disfrutados con anticipación, planificados.

Hoy, particularmente y más allá de que sea el bendito viernes, me siento sobradamente optimista, alegre y activa. No tengo sueño, no me duele nada, el malhumor, que otrora me hiciera hasta doler la cabeza, se ha extinguido y palpita un suave bienestar. Creo que hoy el sol brilla tanto afuera como adentro ay, sí, qué cursi. ¿Motivos? Siempre pueden encontrarse algunos. Y, ¿cuáles? Simple: tengo salud (¡y comida!), mis planes van bien, tengo a mi querida familia, tengo amigos imperdibles y tengo a mi novio que siempre me motiva. Verlo es lo importante, sentirlo lo es más.

love_friday

 
 

My Sun

Creo que hoy entendí de golpe, como choque ciego de mosca contra la ventana. Es notorio como para algunas cuestiones soy bastante lenta, más aún con las que tienen que ver conmigo funcionando socialmente, y no de manera conflictiva (en esas sí me entiendo). Resultó que estuve unos días no continuados de mal humor, de ese tipo casi caballero que te despierta y te acompaña hasta que te vuelves a dormir; inherente en su totalidad a la incapacidad de expresarme correctamente, a la imposibilidad de salirme con la mía, de mi ímpetu de rebeldía que muere ahogado una y otra vez en su propia saliva.

Muchas de las cosas que disfruto haciendo más (como leer, ver animé, dibujar o escribir pequeñas narraciones), son una suerte de escapismo a las otras actividades que me gustan menos (aunque algunas bien podrían ser tildadas de obligatorias). Entonces, he visto claramente que compartir tiempo con mi Bonito es una de las formas que más prefiero y más disfruto. Incluso es tiempo en el que puedo hacer las otras también, y acompañada. Quizás muchas veces me resisto a realizar mis actividades en compañía, pero ciertamente se siente mejor si uno puede compartirlo. No hay como comentarios de alguien que te conoce y espera seguir compartiendo con vos.

Si sólo tuviera que vivir en ese escaso día para poder evitar las nubes, ver brillar el sol, lo haría… de muy buen grado. Si ese día es el que me hace estar feliz, libre de pensamientos opresores, también. ¿De qué me vale achacarme la cabeza si, finalmente, voy a seguir estando en la misma corriente? Por eso, espero al fin de semana durante toda la semana, toda.

P.D.: y el título es porque me gusta parafrasear a personajes.

 
2 comentarios

Publicado por en 2013/07/30 en 'bout me!, cursileria

 

hearts

♥♥♥

Daisy Path

♥ ♥ ♥

 
2 comentarios

Publicado por en 2013/02/14 en 'bout me!, cursileria

 

caminos

Qué combinación de etiquetas: “pensamientos” y “cursilería”, la verdad. Seguro no saben qué puede salir de esto. Yo tampoco.

Siempre tiendo a ver lo malo dentro de las situaciones, de las oportunidades y de las variables (por nombrarlas de manera diferente a cosas). Algunos a esto lo llaman pesimismo o redundan en la expresión de ser un amargado total. Creo que tiene sus ventajas tener esta observación crítica, poco conformista, dista un poco de ser ingenuo y trata de encontrar lo que podría entorpecer luego si se actuara con toda la inocencia y feliz expectativa del mundo. Por eso no me puedo decir una pesimista, porque considero que una persona así es alguien que, viendo lo malo, se inhabilita, se niega y no hace. De nuevo, no me considero inhabilitada ni restringida, más bien cautelosa.

Sabiendo esto, digo lo siguiente: no existe una persona perfecta. Claro, todos lo sabemos… pero parece que se nos olvida cuando hablamos de nuestros compañeros. Y no digo compañeros en un sentido político ni en un sentido social, lo digo en el sentido restringido, íntimo, aludiendo a aquella persona que planea acompañarnos a nosotros, y sólo a nosotros, por un largo trayecto de tiempo. No diré por siempre, porque tal cosa no existe. Sí, nadie vive por siempre. Parece que nos olvidamos que nuestros ideales no pueden estar todos juntos y materializados dinámicamente en otro ser que, justamente, ve en nosotros el mismo grado de adecuación. No sería muy probable que todos nosotros tengamos a este modelo de perfección divina con nosotros. Esa reciprocidad sería tan cercana a cero que mejor sería directamente no intentar siquiera imaginarnos de a dos.

Lo cierto es que sabiendo cada detalle y variable de esto que no es ninguna novedad y tampoco es algo que no les hayan dicho, todos vamos buscando ese ídolo. Quizás encontramos un parecido en la bastedad de individuos. Y cuando esto sucede, se nos antoja tildarlo de perfecto y comenzar a machacar justito donde falla. La consideración es importante en este punto si no queremos quebrar la única posibilidad de estar en compañía de algo que preferimos y nos brinda toda la contención intencionada. Uno tampoco está libre de grietas.

¿Estás insinuando conformismo?

Claro que no, lo que digo es aún más simple y ultra masticado por cada uno de las personas que existen en este planeta tierra. Hablo de realmente encontrar esa mano que nos han tendido, ese esfuerzo que ponen en nosotros sabiendo precisamente todo lo anterior. ¿Cuántos de ustedes diría que quiere acompañar a alguien que no es su ideal? Ninguno. Aún así seguro que un par de manos tuvieron para elegir y otras que se tendieron.

Entonces, directamente, está en nosotros si aceptamos la realidad con sus cosas buenas y sus malas, ó nos dejamos llevar por lo bueno del momento y nos despistamos furiosos en la primera que enfrentamos con lo malo (que siempre estuvo allí). Y, en lo personal, casi caigo por la segunda opción en el día a día; me alegra un poco y es variable pensar que puedo ver con claridad ahora que hay cosas por las que es bueno aguantarse y seguir adelante. Hay tolerancias y espero mejorar el límite de la mía.

 
4 comentarios

Publicado por en 2012/07/24 en cursileria, pensamientos

 

¿A dónde van…?

¿Cuándo fue la última vez que los vi?

La puerta estaba abierta.

¿Cómo pasó que no los noté salir?

La rutina, de un lado a otro.

¿Dónde guardo la ciega esperanza de verlos volver?

Tengo un frasco de mermelada viejo.

¿Qué oído escuchará sus voces en la madrugada?

Los pelos se enriedan.

¿Qué hago con el calor que ya no tendré?

Se acerca el invierno.

¿Cómo ocupo ese lado ahuecado de la almohada?

Girarla no funciona, es permanente.

¿En qué corazón deposito mi cariño extravagante?

Nombres resuenan contra la pared.

¿Con qué reemplazo sus besos, sus caricias?

Nada es lo mismo.

¿A quién daré abrazos cuando me duela la vida?

No hay otra calidez de su tamaño.

¿Cómo miro sus fotos sin sentir la estocada?

Quisiera estar más ciega.

¿Qué destino pudo alejarlos sin dejarlos despedirse?

Sabemos que no se llama así.

¿A dónde van… los que no vuelven?

 
4 comentarios

Publicado por en 2012/03/17 en 'bout me!, cursileria, Escritos

 

dedicado

Para vos, Bonito, para que ya no pienses que no me importás. Sabés que sí, y mucho.

Te amo ♥

 
2 comentarios

Publicado por en 2012/01/01 en 'bout me!, cursileria