RSS

Archivo de la categoría: Random

un tercio+

Siempre me quejo de que el tiempo pasa lento. No vengo a cambiar ese hábito, me asustaría si me levantara y de repente tuviera cincuenta años, la verdad. Fuera de un par de días específicos, vengo pasando el año con la misma velocidad aparente de todos los años anteriores, lo que es algo así como despacio. Eso de «pasó volando», no lo puedo generalizar.

¿Tiene algo bueno? Sí, aunque sumergida en la maratón de cosas en las que voluntariamente me sumergí, siento que este año finalmente voy llegando mejor a los objetivos que me he propuesto. No sé si se relaciona con esto de sentir que la horas duran tanto, pero parece que puedo hacer un poco de todo en el medio. Hablo de esas metas que toman mucho tiempo y dedicación, las que sólo se pueden completar yendo poco a poco. Y de los que son más impulsivos también, nunca dejaré de lado un poco de ocio.

¿También algo malo? Cuando veo lo anterior, cuando me siento a agradecer por las oportunidades que se presentaron y pude aprovechar (te tiene que agarrar preparado, ya saben), cuando pienso en las dificultades que pude superar; sí, me da tranquilidad, eso seguro… pero también comienza a dibujarse un pequeño puntito de incertidumbre: el típico «¿y ahora qué?». ¿Será necesario que haga algo más?

Muchas veces sentí que las cosas perdían sentido, no únicamente por el tiempo que pasa, a la velocidad que pase, sino porque parece que uno va sumando más y más… así no hay tiempo que alcance. ¿Qué es lo importante? Apreciar lo que se hizo, y vivir hoy.

Todavía me falta aprender a estar en el hoy sin más, a dejar de pensar en esas escaleras al éxito que nos cuelgan en la espalda desde tan jóvenes. Sospecho que no es necesario tener tantos trofeos, sino esa ligereza en el pecho que nos permita respirar y dormir sin atormentarnos a cada minuto. Ser y nada más.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 2017/08/28 en 'bout me!, Random

 

memes

Un poco de risa no daña, y algunos resumen cómo me siento muchas veces, muchas.

Ficción supera la realidad

fangirl moment

no fandom

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/20 en Diciembre, Random

 

Hincha

En cómo tres años que tuve el Uno (mi auto anterior), jamás pinché una cubierta. Ahora, con menos de un mes, ya tuve que hacer tiempo en una gomería repleta de autos de todas las formas y colores, de señores malhumorados, para ver qué había pasado.

Hay cosas que no son divertidas.

Oh, un gato

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/07 en Diciembre, Random

 

malditas pecas

Hay días que son especialmente largos. Largos en sensación, porque ya sabemos que en tiempo son todos iguales. Mas, largo en cuanto a la cantidad de actividades que uno termina realizando y parecía imposible ponerlas todas en un mismo día calendario ni hablar que fuera martes. Generalmente me cuesta organizar las diferentes cosas que quiero hacer en un mismo día, tiendo a explayarme cuando las ejecuto o deliberadamente cambiarlas por otras, como una siesta o huir al extranjero. Bah, sí las pienso y las recuerdo, pero no suelen salir como las planeo finalmente. Mas allá de que últimamente he estado haciendo bastante ¿dormir, qué es eso?, ayer fue especialmente gratificante. En la seguidilla huidiza de hacer lo que no está relacionado con rendir, me he puesto a leer compulsivamente una serie de cuestiones bien diferenciadas. No sólo los libros que debo devolver (la presión me ataca) o justo aquellos que se me antojaron, sino también leer lo que yo he escrito alguna vez y más, hasta terminé buscando manga. Ni hablar de las actividades que ya no puedo eludir y tampoco quiero. Entonces, además del trabajo, de la salida familiar programada a la chacra, de la rutina de ejercicio del reto 30 y del mantenimiento de mascotas (propias y ajenas), son tres las que quería remarcar.

Lo primero que aconteció cronológicamente, y me hizo particularmente feliz, es que al fin pude salir de un bloqueo. Uno que no me dejaba escribir ni dos letras juntas. Era sentarse, mirar la hoja y cerrar todo con esa sensación de ser inútil y estar perdiendo el tiempo. Espero que esta suerte de inspiración dure algunas semanas días más para que pueda concluir algunos pendientes que llevo colgados hace años. ¡Y todo empezó porque se me cruzó una imagen que requería nombre y ser escrita! Todavía no pude escribir eso que vi, tampoco pude nombrar ese personaje tan evasivo, pero la cosa avanzó bastante y hasta resolví el nudo. Sí, cuando la historia fluyó lo suficiente para llegar a un dique, es cuando me entra el bloqueo. Eso pasó ya, muchas veces.

Lo segundo es haber logrado llevar una serie de lecturas en paralelo y finalmente notar que se acerca el final, en casi todas ellas. Esa magia que sube por los dedos cuando de repente las hojas en la derecha son más finas. Me causa un poco de risa ver los títulos, la verdad, son todos dispares y hasta me animaría a decir que de géneros diferentes también. ¡Aguante la diversidad! De estos libros creo que haré un buen comentario, por separado.

Tercero, último y también el más aniquilador, es que me atraparon una serie de one-shots justo cuando dije que me iba a dormir (amo los one-shots, no jodan). Leer manga siempre me ayudó, de alguna forma, a mejorar lo que intentaba dibujar. Quizás por ver cómo resolvían los cuadros y los personajes dentro de ellos, las posturas, las expresiones, los escenarios, las caracterizaciones, los detalles. Las historias puede que ocupen un plano secundario en cuanto a lo que siento cuando los leo, por eso prefiero que sean un capítulo o un volumen únicamente. Es como abrir un frasco de aceite aromático, un concentrado, ahí está lo bueno, diluirlo es opcional. Pero estos one-shots en particular, no todos (porque me leí unos cuantos), eran un dulce a los ojos y un ataque al corazón. El estilo de este Suzuki es tan parecido a lo que quiero lograr que me dio escalofríos. Y también hubo un personaje que me pateó la cara porque era lo que andaba buscando. Y tiene pecas. Pecas. P E C A S.

Tsuta SUZUKI

Manager

Y así, todo junto, en el mismo día uno termina muriéndose a la madrugada porque sabe debe madrugar, pero no le importa.

 
4 comentarios

Publicado por en 2016/01/20 en 'bout me!, Random

 

Animales líquidos

Nueva hipótesis en el aire, para que el estado fluido en estos animales furrosos se haga evidente por medio de la intervención humana, hay que proporcionar amor directamente en la panza.

Estado durmiente

Estado durmiente natural (usurpando territorio humano)

Aplicación de amor

Aplicación de amor directa en la panza

Recepción positiva

Recepción positiva

Externalización

Externalización de la fluidez

Estado fluido

Estado fluido (dormido)

Para los fanáticos de acariciar gatos que reposan felizmente sobre sus pijamas.

Toda la belleza: Manchita.

 
1 comentario

Publicado por en 2014/06/03 en Random

 

10 señales

10 Signs Your Kitty Actually Loves You

Ever wondered if your kitty really loves you? From finicky to feisty, our feline friends aren’t always the easiest to read. Unlike dogs who make their affection for us loud and clear, cats have far less obvious ways of communicating how they feel. If you want to discover just how much your cat cares about you, then check out these 10 signs of true love.

1. Head butting. If a person were to do it to you, then you’d have a pretty good idea of what they were trying to tell you, but with a cat it’s a whole different story. To be on the receiving end of what is actually known in the cat world as ‘head bunting‘ is a very special privilege indeed. During this exchange your cat deposits facial pheromones that represent their feelings of trust and safety they have with you.

2. Powerful purrs. Cats purr for all sorts of reasons, but there is one unique full bodied rumble that your kitty saves exclusively for their true love. Purring also lowers your kitty’s heart rate and helps them to relax and exhibit feelings of contentment.

3. Love bites. If your cat is a chronic nibbler, then chances are they’ve got a thing for you. It’s pretty easy to tell the difference between a love bite and a regular cat bite, one hurts and the other tickles! Nibbling isn’t a common sign of love, but when a cat employs it, they’re trying to say “you’re awesome.”

4. Tail twitching. You can tell a lot by looking at a cat’s tail. Just as their tails puff out when they get scared or agitated, their tail will twitch at the very tip when they are feeling bliss. If you notice this action when your cat approaches you, then you can be sure that they think you rock their world.

5. Tummy up. When your cat throws itself on the floor and starts rolling around, they are trying to get your attention. Cats only show their tummies voluntarily to those they can trust. Feeling safe means a lot to a cat, so when they sprawl out in front of you, this is a sign that they feel loved and protected.

6. Licking your hair or ears. It’s not often that humans are deemed worthy of these very special grooming sessions, but if your cat has chosen to bestow you with hair or ear licking, rest assured you have been welcomed into the inner circle. Grooming is one of the most obvious signs of the friendship and trust you have with your furry companion.

7. Kneading. Kittens knead against their mothers to stimulate milk production, which is why experts believe that kneading behaviour in cats is nostalgic of kittenhood and acts as a way of reliving the happy moments they experienced as little ones. So next time your kitty starts moving its paws up and down on you, remember that they are not just trying to soften you up before taking a nap, but that they’re expressing their adoration for you.

8. Slow blinking. It is said that cats kiss with their eyes, so don’t expect to share this sign of affection with any old cat. Cats save eye contact for people they know and trust. If that eye contact is coupled with slow blinking then you’ve just received a kitty kiss. Return the love by mimicking the behavior.

9. Nap time. Kitties crave warm safe places to sleep, so if your fluffy feline decides to snuggle down beside you or better yet, on your lap, then you should feel especially honored. Cats are most vulnerable when they are sleeping, and there is no greater compliment than when they choose you as their snooze spot.

10. Gifting. There is no denying that a small dead something is not at the top of our wishlist, but a kitty that presents you with this bounty deserves to be praised. Despite our domestication, cats still have the inner hunter and sharing their prizes with you is a sign of true friendship.

If you’ve been fortunate enough to share your life with a cat, then you’ll understand that they are consciously connecting with us. Whether it’s via grooming, purring or snuggling up, cats are loving and affectionate individuals that form very special bonds with their favorite people.

Mis gatos me aman.

Lo encontré por ahí, no sé bien quién es el autor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2014/01/07 en Random

 

Santos gatos negros, Batman!

Migajas de pan por todos lados, eso es lo que me gusta dejar de vez en cuando, en esos momentos en los que el don de la palabra parece huir para refugiarse en bocas extrañas.

Yks3114

Y el té de rosas estuvo delicioso.

El gato negro.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2013/03/11 en Random