RSS

memes

Un poco de risa no daña, y algunos resumen cómo me siento muchas veces, muchas.

Ficción supera la realidad

fangirl moment

no fandom

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/20 en Diciembre, Random

 

planificación

Pisando el final del 2016, enfrentando otro año nuevo, muchos se ponen a pensar ¿qué hice este año? ¿qué haré el siguiente? Y, obviamente, como soy parte de la gente, no escapo a esas preguntas. Diferente a un balance, me vino la palabra plan a la cabeza.

Muchas veces, y no pocos, consideran la libertad como esa falta de la tan odiosa planificación, como esa espontaneidad e ímpetu de hacer lo que se le venga a uno en gana en el momento mismo en que respira y late el corazón. Si tuviera que decir en pocas palabras algo que me defina a mí en medio de la vida, es eso, plan. Ojo, no digo que siempre voy 100% pegada al lineamiento, pero a grandes pinceladas, llevo la cosa por ese camino. Y ahí me atacó otro pensamiento –nunca llegando así a responder las preguntas iniciales de forma puntual–, desde hace tiempo que vivo los días años de acuerdo a un plan. ¿Dónde surgió? ¿Cuándo lo empecé? Creo que se formuló en la adolescencia y ha venido mutando, una idea borrosa, deforme, una caricatura que resultó ser siempre una vela. Es más, probablemente este plan es el que siga durante unos años más. Sí, está todo acá, en la cabeza.

¿Qué plan? Una línea fina y brillante, una idea que se escurre a un futuro que se acerca sin llegar. Pero es pegajosa, y muchas cosas se adhieren y siguen en el tiempo, hasta que se desprenden o se funden. No, nada de todo esto es excluyente, limitante tal vez, pero no dejo oportunidad sin evaluar ni tomar.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/19 en 'bout me!, Diciembre

 

Higos

¿Virtud? ¡Una higa! De nosotros mismos depende ser de una manera o de otra. Nuestros cuerpos son jardines en los que hacen de jardineros nuestras voluntades. De suerte que si queremos plantar ortigas o sembrar lechugas; criar hisopo y escardar tomillo; proveerlo de un género de hierbas o dividirlo en muchos, para hacerlo estéril merced al ocio o fértil a fuerza de industria, pardiez, el poder y autoridad correctiva de esto residen en nuestra voluntad. Si la balanza de nuestras existencias no tuviere un platillo de razón para equilibrarse con otro de sensualidad, la sangre y bajeza de nuestros instintos nos llevarían a las consecuencias más absurdas. Pero poseemos la razón para templar nuestros movimientos de furia, nuestros aguijones carnales, nuestros apetitos sin freno; de donde deduzco lo siguiente: que lo que llamáis amor es un esqueje o vástago.

William Shakespeare (Otelo)

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/18 en Diciembre, Libros

 

techo

Durante todo el largo proceso no he dicho nada, he guardado la calma y traté de no invadir a otras personas con la ansiedad, el estrés, los líos y los cálculos extraños que requirió todo este camino de construir una casa. Mi casa. Deos, escribiéndolo así, el sueño de una vida suena realmente efímero y pequeñísimo.

Dreaming

Ya había medio anunciado acá, cuáles eran mis planes, pero realmente nunca lo dije, nunca explicité. Soy de decir toda clase de tonterías en este diario, y aún así no me sentí confiada ni entusiasmada en contar la noticia. En parte porque me considero algo reservada, también un poco porque es un proyecto que toma más de cinco minutos y la pregunta constante sobre el estado no puede responderse simplemente. Hay mucho que pasa, que pasó, y no se puede resumir en un “bien”, como cuando te preguntan “¿cómo estás?”. Seguro sumó también que andar contando cómo iba la cosa no implica que se entienda lo que está pasando, lo que uno está pasando. Hubieron episodios divertidos, otros bastante tristes, complicaciones, divergencias, deudas olvidables… pero finalmente estoy acá, en el punto en el que sólo queda seguir, pero ya dentro de la nueva realidad que uno buscaba formar. Viviendo en la casa. Quedan cosas por hacer, muchas y luego seguro se me ocurrirán más, pero ya es.

¿Costó? ¿Tardó mucho? Sí y no. Depende de cómo lo mire, siempre. Costó tiempo, costó dinero, costó esfuerzo, costó tiempo, costó muchas cosas que seguro podría haber hecho. Pero eso no cuesta lo que vale. Si comparten el sueño que tengo, el de poder estar en la casa propia porque la vida no les pasó una hecha jaja, los aliento a ponerle esfuerzo, se puede. Enfocarse, pensarlo, tirarse a un par de piletas incluso dudando; porque flotar, flotamos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/17 en 'bout me!, Diciembre

 

talento

Pero, como iba diciendo, cuando acabó de tocar y todos se pusieron a aplaudirle como locos, Ernie se volvió y, sin levantarse del taburete, hizo una reverencia falsísima, como muy humilde. Como si además de tocar el piano como nadie fuera un tío sensacional. Tratándose como se trataba de un esnob de primera categoría, la cosa resultaba bastante hipócrita. Pero, en cierto modo, hasta me dio lástima porque creo que él ya no sabe siquiera cuándo toca bien y cuándo no. Y me parece que no es culpa suya del todo. En parte es culpa de esos cretinos que le aplauden como energúmenos. Esa gente es capaz de confundir a cualquiera.

Jerome D. Salinger (The Catcher in the Rye)

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/16 en Diciembre, Libros

 

mukashi mukashi

Hubo una época en la que tenía bastante claro qué cosas me generaban interés y cuáles debía llevar a cabo. Algo así como prioridades establecidas y bien acomodadas. Obviamente, nunca fue algo inflexible, pero no dudaba entre quedarme en mi casa dibujando y salir a tomar sol, por ejemplo. ¿Ustedes saben qué hubiera elegido? Hoy, si bien no estoy en las antípodas, me cuesta decidirme dado el caso y también me cuesta tener firmeza si es que siento una inclinación ligeramente parcial hacia alguna de las opciones. Es más, incluso antes, cuando tenía un deber, tampoco dudaba en tratar con fuerza de lograrlo. No dudaba entre terminar mi trabajo práctico y salir a tomar sol, por ejemplo. De nuevo, hoy me siento relativizada. Sé que hay ciertas obligaciones que adquirí por mi propia voluntad y que debería ponerlas seriamente en el balance; sé también que los plazos son dados y no tengo control sobre ellos, pocas veces uno puede hacer las cosas a su tiempo. Además tengo intereses demasiado diversos y ponerlos armónicamente es muy complicado… aún así, incluso lo que debería ser una prioridad está flotando entre las cosas que no me cuesta dejar incompletas. ¿Estaré errando? ¿Perdí definición? ¿Es posible que las ganas de escribir un fic se sobrepongan a las de leer un capítulo del curso? ¿Es posible que las ganas de leer el libro se sobrepongan a la permanente decisión de dormirme temprano antes de la 1 am al menos? Me estoy refutando sola y creo que eso me está impidiendo, de alguna forma, ver progresos más marcados.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/15 en Diciembre, pensamientos

 

chicle

Luego de una exitosa puesta en escena de la apuesta “un año sin maní con chocolate“, out of the blue, el mes pasado, decidí apostarme a mí misma dejar de comer chicle. A principios de año lo había logrado por unos meses, pero en el medio, entre día y día, perdí la determinación. いろいろな.

Hoy, entonces, se cumple un mes de aquello. ¡Vamos por más!

Huelga decir, me gustaba consumir las cajitas que traen 14 unidades, y hacerlas durar el doble. Además eran una buena forma de pasar directo al almuerzo, con sabor a menta.

Beldent

 
Deja un comentario

Publicado por en 2016/12/14 en 'bout me!, Diciembre